Reseñas literarias

DOMIR MENOS, VIVIR MÁS

“TODO LO QUE PODRÍAMOS HABER SIDO TÚ Y YO SI NO FUÉRAMOS TÚ Y YO”, de Albert Espinosa. Grigalbo. Barcelona. Marzo de 2010. 204 págs. 15,50 euros.

Por Silvia Gelices

Hay veces en que te apetece la lectura de un libro fresco, fácil de leer, ameno, de ritmo ágil, de pocas páginas y sin demasiadas pretensiones literarias. Que a veces te haga reír, otras reflexionar y siempre te invite a seguir leyendo y a potenciar el gusto por la lectura para pasar un buen rato, como quien va al cine una tarde de domingo. Si esto es lo que buscas en un libro, sin duda “Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo” es la novela que estabas buscando.
El título ya lo dice todo. ¿A quién si no a Albert Espinosa se le ocurriría titular su primera novela con 15 palabras? Un título que tendrás que apuntar en un papel para que no se te olvide cuando acudas a la librería a comprarte el libro, o a tomar prestado en la biblioteca, o al clicarlo en internet…
Y es que es evidente que Albert Espinosa (Barcelona, 1973), escritor, actor, director, guionista e ingeniero industrial, más conocido por dirigir “Planta 4ª”, “Va a ser que nadie es perfecto”, “Tu vida en 65′”, “No me pides que te bese porque te besaré”, vive en su “mundo amarillo”, su tesoro dorado que ganó después de haber superado un cáncer y que le hizo valorar las pequeñas cosas de la vida desde un prisma muy poco materialista.
Y de pequeñas cosas nos hablará en su primera novela como dormir al lado de una persona especial, o dar rienda suelta a los sueños que nos hacen vivir en otros mundos, o tener aquel don que te permite conocer lo mejor y lo peor de cada persona… pequeñas cosas que forman parte de un coctel argumental delirante y que en algunos momentos raya la ciencia ficción.
Un elixir para no dormir
El argumento de la novela explica una historia un tanto rocambolesca: Marcos, el protagonista, un día después de la muerte de su madre, decide inyectarse una dosis de Cetamina, una medicación que ha cambiado el rumbo de la humanidad porque permite vivir sin dormir nunca más. Si no pierdes el tiempo durmiendo puedes aprovechar más la vida. Éste es el punto de partida de una historia que combina una idea delirante con una gracia casi sobrenatural: Marcos posee un don especial, un don que le permite leer el pensamiento de los demás y captar las imágenes importantes que permanecen en el recuerdo de los otros. Y gracias a este don le encargarán una misión muy especial… Y hasta aquí puedo leer. El desenlace estará en consonancia con el título de la novela: qué podríamos haber sido si no hubiéramos sido lo que hemos sido… La reflexión queda abierta para quien quiera sacarle punta al aforismo.
Original e intrascendente
El argumento es sin duda original por lo inverosímil, pero es intrascendente y superficial y cae rápidamente en el olvido.
Lo que permanece no es la historia en sí, sino las reflexiones que acompañan al texto. Reflexiones cotidianas sobre la amistad, el cariño, los miedos, el dolor, el sexo -un tema especialmente recurrente-, el humor y el amor. Un buen libro para extraer algunas citas. Os dejo alguna curiosa: “El mundo iría mejor si contásemos nuestros sueños eróticos a los que han sido protagonistas de ellos”.

Reseña literaria publicada en Diari de Terrassa el 7 de mayo de 2010

UN CUENTO TIERNO Y ATEMPORAL

“LA ELEGANCIA DEL ERIZO”, de Muriel Barbery. Editorial Seix Barral. Barcelona, 28.ª edición en 20o9. 368 páginas. 19,50 euros.

Por Silvia Gelices

¿Desde cuándo los erizos son elegantes? ¿Desde cuándo sus agudas púas pueden dotarse de esa gracia que repele la aspereza punzante? Pues desde que ese animal nocturno, que en caso de peligro se enrolla en forma de bola, es capaz de transmutar sus púas en plumas y mostrarse al mundo sin estar a la defensiva y con esa sabiduría interior que le hace tan bello. Y es que en “La elegancia del erizo”, la segunda novela con la que Muriel Barbery se ha convertido en la escritora revelación en Francia, con más de un millón de ejemplares vendidos, y ha ganado el Premio de los Libreros por su ternura y originalidad, si algo se pone de manifiesto son las dificultades que tienen algunas personas para entablar relaciones conscientes. Como le sucede al erizo y a todos aquellos que muestran su cara más áspera, punzante y defensiva para ocultar su inseguridad y su vulnerabilidad. Como le sucede a la misma Muriel Barbery quien afirma que le “resulta muy difícil entablar relaciones porque la mayor parte de mi vida me la he pasado en un círculo muy restringido por el temor a lo desconocido”.
Y así es, el miedo a la soledad más absoluta, a la decepción, al desarraigo configuran el hilo argumental que teje la temática de la novela.

Un himno a la vida
El argumento, a modo de cuento tierno y refrescante -la juventud de la autora se palpa en toda la novela-, gira en torno a un edificio parisino burgués en el cual viven Renée, la portera del inmueble quien lleva mucho tiempo fingiendo ser quien no es, y Paloma, una jovencita de 12 años con una inteligencia fuera de lo común. Ambas llevan una vida solitaria pero aparentando vencer la desesperanza y la desolación. La llegada de un misterioso hombre propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas abocadas a la soledad y sacará a la luz un secreto celosamente guardado durante años que dará un cambio radical a sus vidas.
Y como si de un buen mousse de chocolate francés se tratase, 70% puro cacao, las primeras páginas saben amargas, pero a medida que avanzas en la lectura el paladar se va acostumbrando y te apetece detenerte a degustar aquellos diálogos, de vaivén emocional, aquellas descripciones que son como minúsculas obras de arte hechas palabras. Palabras que hablan de cómo es posible descubrir la belleza en las pequeñas cosas, de la magia de los placeres efímeros, del valor de la amistad, del amor, del arte… En definitiva, un canto a la vida visto al trasluz de dos seres solitarios que luchan por sobrevivir en su caparazón con forma de erizo.
Y para muestra, un botón cosido en un pathwork artesanal: “…
lo bello es lo que se coge en el momento en que ocurre… Quizá estar vivo sea esto: perseguir instantes que mueren.”

Publicado en Diari de Terrassa el 19 de marzo de 2010

DOS ALMAS GEMELAS CONDENADAS A LA SOLEDAD

“La soledad de los números primos”, Paolo Giordano. Ediciones Salamandra. Barcelona. 2009. 281 páginas.

Por Silvia Gelices

“La soledad de los números primos” es la ópera prima de Paolo Giordano, un escritor italiano de 26 años licenciado en Física Teórica que se ha llevado uno de los galardones literarios más importantes de Italia, el Premio Strega 2008, y que en tan sólo unos meses ha conseguido más de un millón de ejemplares vendidos.

Y es que la novela tiene algo difícil de definir que te atrapa desde los primeros capítulos, algo que te perturba y te sumerge en una historia de soledad a raudales. Pero no se trata de esa soledad que uno siente cuando está solo, sino de aquella otra que te engulle cuando no hay nada que te conecte con los demás.

Y eso precisamente es lo que les ocurre a los dos protagonistas de la novela: Mattia y Alice, dos almas gemelas unidas por el destino, pero condenadas a la soledad aunque se atraigan.

 

Barreras invisibles

A ellos les ocurre como a esa teoría matemática que el autor utiliza en forma de metáfora para definir esta relación condenada al fracaso y que alude tan acertadamente al título del libro: “Existen entre los números primos algunos aún más especiales.

Son aquellos que los matemáticos llaman primos gemelos, pues entre ellos se interpone siempre un número par. Así, números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, 41 y 43… permanecen próximos pero sin llegar a tocarse nunca”.

Los dos primeros capítulos son decisivos en el desarrollo de la trama de la novela. Los dos aluden a un hecho traumático en la niñez de las dos almas gemelas: un accidente esquiando que Alice casi se provoca a sí misma y un sentimiento de culpa por parte de Mattia por la muerte de su hermana discapacitada al dejarla abandonada en un parque. Estos traumas infantiles condicionarán sus soledades haciéndose cada vez más insoportables y creando barreras invisibles en existencias paralelas que se atraen pero que están a años luz. Y es precisamente este espaciamiento matemático, mágico y poético, el que les arrastra hasta el inexorable desenlace de sus vidas, cada vez más distantes, más solitarias, más erráticas pero aún así unidas.

Y para soportar esta soledad que agujerea el alma, a veces, se traslada a un dolor físico autodestructivo: “Acercó el cristal a la piel. Con mano firme Mattia hizo un pequeño corte (…) Alice se estremeció y lanzó un grito. Alice limpió una gota de sangre que le resbalaba por el vientre y se abotonó los vaqueros.

Mattia pensó qué decirle para confortarla:

- Te acostumbrarás, al final ni repararás en él.

-¿Y cómo si lo tendré siempre a la vista?

- Por eso, por eso mismo dejarás de verlo”.

Sólo un ejemplo, entre muchos otros, de una novela que desgarra y perturba.

LA ÚLTIMA TEORÍA DE EINSTEIN

“LA ÚLTIMA RESPUESTA”, de Àlex Rovira y Francesc Miralles. Plaza y Janés. Barcelona, octubre 2009. 409 páginas. 20 euros.

Por Silvia Gelices

No es la primera vez que el tándem Àlex Rovira y Francesc Miralles escriben un libro al alimón. Ya lo hicieron con “El laberinto de la felicidad”, que fue su primera novela escrita a cuatro manos. Esta vez la suerte de la que habla Rovira en el primer volumen de una trilogía que ha sellado recientemente con “La buena crisis” se ha materializado en el VIII Premio Torrevieja de novela con “La última respuesta”, el primer thriller inspiracional, según afirman sus autores. Y eso que pensábamos que ya estaba todo inventado en literatura. Pues resulta que no. Confieso que ese fue el anzuelo que motivó mi curiosidad. Mi pregunta era: ¿qué diferencia podía existir entre cualquier thriller -léase Stieg Larsson- y un thriller inspiracional? ¿Combinar el ritmo trepidante y la tensión argumental de los enigmas sin resolver con las reflexiones de carácter espiritual y filosófico que más que a correr invitan a pararse y meditar? Pues algo así es lo que nos propone este matrimonio literario con su premiada novela hasta conseguir que te leas de un tirón un libro que supera las 400 páginas.

Se acabaron los dogmas
El secreto: entretiene, sorprende, provoca, te reta a plantearte algunas paradojas y literariamente está muy bien escrita. Una fórmula que en tiempos de crisis más de un escritor -y editor- echará mano. A partir de ahora se acabaron los dogmas: pensemos.
Aprovechando que se cumplen cien años de la Teoría de la Relatividad en que Albert Einstein anunció la fórmula E = mc², Rovira y Miralles construyen el argumento de “La última respuesta”. Y es que la novela juega con la posibilidad de que el Premio Nobel hubiese ocultado una derivada de esta ecuación matemática que habría podido revolucionar la concepción del universo. Si con la Teoría de la Relatividad Robert Oppemheimer desarrolló en su momento la bomba atómica cambiando así el curso de la historia e iniciando la carrera armamentística más brutal y absurda de la humanidad, ¿qué ocurriría si Einstein hubiera revelado su última teoría? Además, ¿cómo es posible que hasta ahora nadie se haya dado cuenta de cuál era la última respuesta del Premio Nobel? ¿Existiría así una fórmula capaz de cambiar el destino de las personas? Todos estos enigmas tendrán que ser resueltos por un periodista divorciado que redacta guiones para la radio y una atractiva especialista estudiosa del genio alemán que trabajarán codo con codo en la búsqueda de la última respuesta de Einstein, una peripecia llena de peligros y sorpresas que les llevará a los lugares donde trabajó, sufrió y amó el Premio Nobel más famoso de la historia.
Un trhiller que también nos acerca a los aspectos más desconocidos y sorprendentes de su biografía como, por ejemplo, el abandono por parte del genio de su hija primogénita o sus dotes de virtuoso violinista que ofrecía conciertos en Cadaqués.
Al final te das cuenta de que la última respuesta de Einstein no estaba sino en el viaje que uno mismo recorre hacia su interior dándonos de bruces con una única respuesta: la fuerza que todo lo une y que es capaz de cambiar el destino de las personas es la quintaesencia del ser humano.

Reseña publicada en Diari de Terrassa el 4 de diciembre de 2009

ELLA, QUE TODO LO TUVO, LO PERDIÓ TODO

“ELLA, QUE TODO LO TUVO”, Ángela Becerra, Editorial Planeta, Barcelona, mayo de 2009, 422 páginas, 21.50 euros

Por Silvia Gelices

La última novela de la escritora colombiana Ángela Becerra, galardonada con el Premio Iberoamericano de Narrativa Planeta-Casamérica, vuelve a poner el dedo en la llaga de los sentimientos y de aquellas emociones desbordadas “como el agua que no encuentra salida y acaba por crear su propio cauce”. Y es que cuando la escritura se convierte en la pasión más profunda, cuando escribes porque no puedes ya vivir sin hacerlo, eso se nota. Y se nota hasta el punto de traspasar y conmover los corazones más fríos y acorazados.

Así es como lo siente esta escritora del idealismo mágico, que siendo vicepresidenta creativa de una de las agencias españolas más relevantes abandonó su exitosa carrera para dedicarse por entero a su mayor pasión: escribir.

Algo parecido le sucede a la protagonista de esta novela, Ella, una reconocida escritora que tras sufrir un grave accidente de tráfico colgará su estilográfica. Ella, que todo lo tuvo, lo pierde todo de un plumazo: a su marido, a su hija y a ella misma en su propio dolor parecido a una muerte en vida.

ATRAPADA EN EL DOLOR

Derrotada y pérdida por esta pérdida jamás superada viajará hasta Firenze en busca de una historia que poder novelar, porque la escritura se convierte en el único arrullo capaz de calmar todos sus miedos y de sobrevivir a esa ausencia “que nunca tiene que ver con lo que has imaginado. Que te manosea y viola una y otra vez hasta que acabas sometida a su dolor. Tienes que acostumbrarte a su presencia, aunque la odies. Dejar de respirar esperando que la falta de oxígeno se apiade de ti y se te lleve, pero la vida te castiga dejándote aquí…teniendo que continuar viva sin saber por qué ni para qué”.

Aunque pueda parecer la historia de una mujer rota por el dolor y a veces desquiciada por la tragedia, en realidad se trata de la historia de una mujer de despertares y de renacimientos. Y es que en su afán desmesurado por sentirse viva creará una misteriosa mujer que recibe a hombres que adoran su enigmático silencio y su cuerpo desnudo que no pueden tocar. Nadie reconocerá a esta solitaria mujer que también se dedica a restaurar libros antiguos y a leer en soledad en una librería de viejo mientras vive una vida que no es la suya. Nadie menos un librero tan solitario y misterioso como Ella, que sin apenas saberlo la estará esperando para poder salvarse juntos de un mundo que ya no les acoge.


Publicado en Diari de Terrassa el 28 de agosto de 2009

HASTA SIEMPRE, MARIO BENEDETTI

Benedetti_1LA GENTE QUE ME GUSTA

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace.

La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.

Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones , la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite huir de los consejos sensatos dejando las soluciones en manos de nuestro padre Dios.

Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día , las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de sí, agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme, la gente que tiene tacto.

Me gusta la gente que posee sentido de la justicia. A éstos les llamo mis amigos.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor. La gente que nunca deja de ser aniñada. Me gusta la gente que con su energía contagia.

Me gusta la gente sincera y franca capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera. Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que al aceptar sus errores se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente que busca soluciones. Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereoptipo social ni cómo lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.

Me gusta la gente que tiene personalidad . Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento, y el amor para los demás y propio son fundamentales para llamarse gente.

Con gente como esa me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a  mí me doy por bien retribuido

Gracias por ser de esa gente.

Tomo prestadas las palabras de Miguel Hernández para despedirme: “Se nos ha muerto Mario Benedetti, con quien tanto queríamos”

HASTA SIEMPRE


“Como el río que fluye”, de Paulo Coelho

VIVIR INTENSAMENTE LA VIDA PARA  PODER LUEGO ESCRIBIRLA

Paulo Coelho, “Como el río que fluye”. Editorial Planeta. Barcelona, septiembre de 2007. 302 páginas. 18 euros.

Por Silvia Gelices

Otra obra literaria nos brinda uno de los escritores más leídos del mundo y uno de los que más libros ha vendido: más de 85 millones, que se dice pronto. Esta vez, el escritor Paulo Coelho (Río de Janeiro, 1947) ha decidido recopilar una selección de breves relatos que él mismo ha seleccionado para la ocasión. Son reflexiones y pensamientos que van desde la creación literaria hasta el devenir de la vida que “fluye como el río silencioso en medio de la noche”. Pensamientos de un escritor que vive la vida intensamente para poder luego escribirla, desenredando cada palabra para darle su significado. Y es que Coelho ya hace tiempo que hizo una apuesta consigo mismo: comprenderse a través de la literatura. Y no podía ser de otra manera.

Encontrar una pluma blanca

Cada dos años nos sorprende con un nuevo libro y cada semana escribe una columna periodística que publica en medios de comunicación de todo el mundo. Dice que escribe donde puede y le dejan, en los aviones, en los hoteles, en las cafeterías, siempre codo con codo con su portátil, compañero inseparable en el viaje de la vida. Pero cuando escribe un nuevo libro establece una señal como punto de partida: encontrar una pluma blanca. Y con tinta nívea nos habla del amor y de la guerra, de la pareja que sonríe y del fatídico 11 de septiembre, de sus amigos, de su entierro y de aquella oración que algún día cayó en el olvido.

Cada nuevo libro es para Paulo Coelho la manera de resolver algo consigo mismo, cuentas pendientes que todos tenemos que saldar y qué mejor manera de hacerlo que a través de la literatura.

Muchos se preguntan qué debe inspirar al escritor de “El alquimista” y “El peregrino de Compostela”, pues aquello que todos buscamos aunque ni siquiera caigamos en la cuenta: encontrar un propósito en nuestras vidas y contactar con nuestras almas. Y hay tres maneras de hacerlo, según el autor, a través del arte, de la ciencia o de la religión y, a veces, a través de la simbiosis de las tres.

Todas estas reflexiones son expuestas sin artificios, sin complicarse demasiado para expresar ideas profundas, resumiendo en pocas palabras mensajes transcendentes para entender la vida. Todo ello basado en un aprendizaje a base de lectura y más lectura, de dedicación total a la escritura y echando mano del “anima mundi”, el alma del universo, para contactar con la inspiración que envuelve con amor todo lo que pasa por su vida.El libro no podía terminar de otra manera: seis plegarias para pedir y recibir buscar y encontrar llamar y abrirse la puerta. (Mateo 7 7-8)

Lucía Etxebarrarría, “Lo que los hombres no saben… El sexo contado por las mujeres”

TRECE RELATOS A TEMPERATURA EXTREMA


Lucía Etxebarria. “Lo que los hombres no saben… El sexo contado por las mujeres”. Ediciones Martínez Roca. Madrid. Marzo de 2008. 349 páginas. 19 euros.

Por Silvia Gelices

Es bien sabido -por quien quiera creerlo así- que si una mujer escribe sobre sexo es una escritora erótica, y si un hombre hace lo mismo es un escritor, sin más. Y como muestra, un botón: cuando Lucía Etxebarria ganó el Premio Nadal con “Beatriz y los cuerpos celestes”, en 1998, la crítica no hizo sino incidir en el contenido erótico de la novela que, en realidad, comenta la propia autora, “era más remilgada que un modelito de la Nan-cy”. Lo cierto es que no hace falta especializarse en literatura erótica para escribir sobre sexo. En la narrativa femenina el registro de la experiencia erótica ha venido cobrando cada día más importancia hasta el punto de crear una literatura más desinhibida y polifónica. Así sucede en esta antología de trece relatos a temperatura extrema, algunos se podrán calificar de pornográficos y otros no. En algunos el erotismo es de una sutileza exquisita, en otros raya la chabacanería.
En cualquier caso, sus autoras sí que los han concebido como eróticos y bajo este carácter los reúnen en esta antología que ya va por su segunda edición en tan sólo dos meses. Y este inusitado éxito, ¿no se deberá a que “la mayoría de hombres no tienen ni idea acerca de los deseos y fantasías sexuales de las mujeres” y estos trece relatos lo exponen bien clarito? No lo digo yo, lo dice su autora. Y lo peor, continúa, es que “la mayoría de mujeres tampoco tienen ni idea”. Por eso, esta antología intenta, desde la literatura, dar voz a las mujeres para que cuenten lo que casi nunca se ha contado sobre sexo. Y trece jóvenes autoras nos hablan sobre este tema a través de sus relatos. Lo que no está tan claro es el propósito del libro. ¿Excitar al lector? ¿Suscitar un debate sobre la construcción del deseo femenino? ¿Dar a conocer a algunas de las autoras más interesantes pero poco atendidas por la literatura emergente en este género? Todo esto y mucho más en sólo trece relatos.

JÓVENES Y SEDUCTORAS

A saber, Andrea Menéndez Faya nos habla de un violinista que fue a comprar un vibrador en forma de mariposa.
Lola Beccaria prefiere dejarse hacer. La joven Cecele, que así es como le gusta que la llamen aunque en el DNI figure otro nombre distinto, decide reaprender el alfabeto lésbico. Silvia Uslé, auxiliar de policía en la New York Police Departament, experimenta con fantasías más sadomasoquistas. Marta Sanz siente mariposas amarillas revoloteando por su libido. Silvia Grijalba prefiere estar sola que mal acompañada. Espido Freire posa desnuda mientras alguien muere. Para Coché Echarren lo que se hace en un autobús mientras se duerme no cuenta. Eugenia Rico se carga a la raza blanca. Imma Turbau se sumerge dentro de un volcán en erupción. María Frisa hace de su tumba su lecho nupcial. Y Lucia Etxebarria escribe sobre la estirpe de Sarturno.
Cada cual puede elegir con qué carta quedarse. Pero, sobre todo, lo que esta antología pretende es que el lector pase un rato entretenido y que durante el tiempo que dure la lectura no lo pueda soltar de las manos, o de la mano, si nos atenemos a aquel viejo dicho que dice que “la literatura erótica es aquella que se lee con una sola mano”.


Comentario publicado en Diari de Terrassa el 7 de mayo de 2008.

“Alma viva”, de Maite Lucas

MAITE LUCAS, UN QUITOTE CONTEMPORÁNEO

Por Silvia Gelices

Maite Lucas, “Alma viva”. Ed. Slovento. 2007. 163 páginas.

Es ésta la primera novela de la escritora terrassense Maite Lucas, de formación y profesión ajenas a la literatura, pero siempre conectada de una manera muy sutil con la escritura a través de la poesía y la versificación de textos.
Coincidiendo, hace tres años, con el cuarto centenario de la publicación de “El Quijote”, Lucas buscó editor para un ambicioso proyecto: la versificación de la novela de Cervantes, una obra original e interesante, pero poco comercial en tiempos de best-sellers de ritmo trepidante y vertiginoso. De ahí que se planteara escribir algo más actual y comercial. Y de la simbiosis entre el tema clásico cervantino y la actualidad de la problemática de la violencia de género surgió “Alma viva”, una novela que engancha sobre todo porque el tema que trata está en la calle y en los telediarios, y si a unos les toca de refilón, otros lo sufren en su propia piel: el maltrato, tanto físico como emocional, en su vertiente más cruda.

Lucha por la superación

Mariola, la protagonista, verá truncadas sus aspiraciones personales, profesionales y como esposa y madre, por la voluntad tiránica e inflexible de un marido que no tolera la superación personal de su mujer. El eje central de la novela viene marcado por la lucha de la protagonista por conseguir su individualidad sin perder la dignidad. Y, como el Quijote del manco de Lepanto, Mariola será un alma viva, que, a pesar de las dificultades, alberga un coraje y una fortaleza vital dignos de admirar, y no cejará en su intento por conseguir sus aspiraciones personales y la soberanía de su alma aunque para ello tenga que pagar un precio muy alto: morir para volver a nacer.
No desmerecen en absoluto los temas secundarios que se van entretejiendo con la trama principal: la homosexualidad de una pareja de suizos amigos de la protagonista o la rivalidad profesional donde prima escalar peldaños aunque para ello haya que pisar al más débil. Atrapa también por su acción trepidante donde las anécdotas se suceden a un ritmo vertiginoso hasta darse de bruces con la fatalidad del destino de los que no se dejan vencer. Y seduce asimismo por su frescura a la hora de dirigirse al lector. Está escrita con la misma naturalidad y espontaneidad con que nos comunicamos en el día a día. El lenguaje es directo y actual, a veces rozando el desparpajo y la chabacanería, otras imaginando sutilezas de la poesía más inefable. Y este mismo lenguaje nos transporta a escenarios muy conocidos: el antiguo Mesón de los Arcos en la Plaça Vella, la Rambla d’Egara, el mercadillo de Les Fonts o la escuela de enfermería.
El éxito de “Alma viva” ha animado a Maite Lucas a continuar su labor como escritora con un proyecto laborioso a la vez que ambicioso: la versificación de la Biblia. También lleva meses trabajando en la elaboración de la que será su segunda novela, de temática algo más intimista y mística.

“La ciencia y la vida”, de Valentín Fuster y José Luis Sampedro

CONVERSACIONES SOBRE LA VIDA IMPARABLE

Valentín Fuster, José Luis Sampedro con Olga Lucas, “La ciencia y la vida”. Editorial Plaza y Janés, Barcelona, abril de 2008, 252 páginas, 19 euros.

Por Silvia Gelices

El 19 de abril de 2007, el doctor Valentín Fuster era investido doctor Honoris Causa. A la misma hora de ese mismo día, José Luis Sampedro recibía un homenaje con motivo de su 90 cumpleaños. Al recibir las respectivas invitaciones, ambos lamentaron no poder asistir al evento del otro. Pero como el homenaje a Sampedro se alargó demasiado, el doctor Fuster consiguió llegar a tiempo para poder felicitar también a su amigo y paciente Sampedro. Lo que allí sucedió en ese momento fue algo que algunos calificarían como mágico. Todos los asistentes quedaron impresionados por las emotivas palabras que se dirigieron el uno al otro. Y ¿por qué? ¿Por qué son algo más que buenos amigos y se aprecian? Probablemente. ¿Por qué son dos personas sabias? Pues también. Pero seguramente, la razón principal por la que se creó ese silencio de respiración contenida, esa atmósfera especial difícil de expresar con palabras, fue porque los asuntos de vida o muerte siempre dejan una huella imborrable. Y el encuentro entre alguien que años atrás le plantó cara a la muerte y el médico que lo atendió suele estar cargado de un sentimiento de emoción distinto a cualquier otro. Es otro estadio de amistad, probablemente una amistad parecida a la que menciona Albert Espinosa, que también sintió lo que es rozar la frialdad de la muerte, en su libro “El mundo amarillo”.
Y gracias a esta amistad “amarilla”, a este querer continuar conversando, nace el presente libro: “La ciencia y la vida”. Así surgió la propuesta concreta de la escritura: Valentín Fuster y José Luis Sampedro se sentarían a hablar en presencia de Olga Lucas, escritora y compañera de este último, para que ella escribiera todo lo que oyera, sintiera y percibiera en esos tres intensos días de conversación en Cardona.

LA HIERBA CRECE DE NOCHE

Y para dialogar nada mejor que parar por un momento hasta sentir el imperceptible crecimiento de la hierba bajo los pies. Como lo hicieron con sabiduría y reflexión Fuster y Sampedro sin abandonar sus respectivas experiencias personales y profesionales para hablar sobre la salud como un estado de equilibrio corporal y emocional, o sobre el valor del esfuerzo y la ética del deber, o sobre la realización personal, o el amor incondicional y el apoyo del otro, o del papel de la juventud y el papel de aquellos que ya están en la “segunda vida”. Afán de trascender, en definitiva, de la simbiosis entre la ciencia y la vida. Del futuro manejable y de la vida imparable que no se detiene. Y después de tres días de intensas conversaciones, Olga Lucas, la mano escritora, se queda con una única palabra para definirlas: sabiduría. “Son sabios porque ambos persiguen la sabiduría conscientes de no alcanzarla. Y un solo pensamiento compartido: “Nos queda mucho por decir, pero nos falta más aún por aprender”. Y si se me permite una segunda palabra elijo bondad en el sentido machadiano del término. Buenos porque viven con responsabilidad su profesión y su lugar en la sociedad. Humanos y humanistas.

Comentario publicado en Diari de Terrassa el 27 de agosto de 2008

“El mejor lugar del mundo es aquí mismo”, de Francesc Miralles y Care Santos

/exporta10001.JPGLA MAGIA DE LA VIDA SABE A CHOCOLATE

Francesc Miralles & Care Santos, “El mejor lugar del mundo es aquí mismo”. Editorial Urano. Barcelona, 2008, 156 páginas. 15 euros.

POR SILVIA GELICES

¿Quién puede poner en duda que hay libros que cambian una vida? ¿Quién puede no creer en la magia cotidiana? Y es que el milagro puede ocurrir en cualquier momento, ahora mismo mientras estás leyendo estas líneas, porque a veces ocurren cosas extraordinarias, pero estamos tan ofuscados con nuestros problemas y preocupaciones que no nos damos cuenta de que la magia de la vida está al alcance de nuestra mano. Tan cerca y tan lejos a la vez. Como esa mariposa que si dejas de perseguirla es capaz de posarse por sí sola en tu hombro.
Y es que “El mejor lugar del mundo es aquí mismo”, escrita al alimón por Francesc Miralles y Care Santos, es una de esas encantadoras novelas cortas -que se leen de un tirón- que pueden llegar a cambiar la vida de aquel que dé con su lectura. Y puede ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar, mientras se charla con un amigo o al traspasar la puerta de una cafetería seducidos por el aroma de un chocolate a la taza. Probadlo y saborear su dulzor. De repente se descubre una dimensión nueva y distinta de la vida, llena de posibilidades y de oportunidades que se nos abren por doquier. Sólo es necesario reparar en ellas y dejarlas entrar.
Como le ocurre a Iris, la protagonista, que una tarde fría de domingo -como la tarde de tu último domingo- sale a pasear con la intención de no regresar jamás. Y es que su anodino trabajo como telefonista en una compañía de seguros, huérfana de unos padres que han muerto en accidente de tráfico hace apenas unos meses, y con una vida amorosa prácticamente inexistente, le hacen sentir que ya nada le liga a esta vida.
La gamberrada de un niño evitará que se lance a la vía del tren y entonces -y sólo entonces cuando cree haber llegado a su límite y ya no tiene nada más que perder-  sucederá el milagro en equilibrio de la magia cotidiana: se da cuenta de la existencia de un café próximo a su casa en el que nunca antes había reparado, “El mejor lugar del mundo es aquí mismo”, un nombre seductor y lleno de posibilidades para una extraña chocolatería, desde luego.

CHOLOLATE CON SABOR A VIDA

Y, por supuesto, algo la empuja a entrar. Allí conocerá a Luca, un italiano muy especial que insiste en leerle el pensamiento y con quien charlará durante seis tardes consecutivas en diferentes mesas donde suceden cosas maravillosas y mágicas. Éste es sólo el comienzo de un proceso de aprendizaje, entre aromas de chocolate, de todo aquello que necesita saber para saldar cuentas pendientes con sus fantasmas y sus miedos.
Y aceptar que incluso ella puede tener una nueva oportunidad de volver a soñar y de apasionarse con la vida. Pero una gran revelación, que dará un giro radical a su vida y a su visión del mundo, está aún por llegar, así que es mejor continuar leyendo.
Sorprender, conmover e incitar al cambio despertando emociones escondidas son tres de los objetivos cumplidos. Recomiendo paladear su lectura con un aromático chocolate con canela y, sobre todo, abrirse a la posibilidad de vivir otras vidas con su lectura, una lectura que se puede compartir y perpetuar con otros lectores entrando en www.elmejorlugardelmundo.com. Que tengáis una dulce lectura y liberad luego el libro poniendo en práctica el “bookcrossing”.

Comentario publicado en Diari de Terrassa el 14 de enero de 2009

“Tanta vida”, d’Alejandro Palomas

60-alejandro-palomas1EL COMPROMÍS AMB LA VIDA DE SET DONES

Alejandro Palomas, “Tanta vida”. Editorial Columna, Maig de  2008, 351 pàgines, 20 euros.

PER SILVIA GELICES

“Tanta vida” és, probablement, l’obra de la maduresa narrativa d’Alejandro Palomas (Barcelona, 1967), llicenciat en Filologia Anglesa i màster en poètica pel New College de San Francisco.
També ha col·laborat en diversos diaris i ha traduït autors com Ketherine Mansfield, Oscar Wilde o Gertrude Stein. Les seves anteriors novel·les, “A pesar de todo” i “Tiempo del corazón”, pel la qual va ser elegit Nou Talent FNAC, el volum de relats “Pequeñas bienvenidas” i el seu últim llibre d’autoajuda, “El quadern del mag”, són com petites passes que han anant encaminant l’autor vers l’escriptura d’aquest relat coral, que fa una immersió en l’univers de tres generacions de dones, escrit en una prosa quasi poètica, d’estil transparent on els sentiments es desborden en un remolí emocional.
L’autor afirma que “Tanta vida” va sorgir de l’inconscient on afloren moltes vivències personals. Per això la tendresa, l’afecte i la proximitat amb què tracta les set dones que conformen la novel·la no ens pot deixar pas indiferents quan estem submergits en la seva lectura.
“Tanta vida” és la història de set dones, per a ser més exactes, sis dones i la Mencia, una àvia de 90 anys, difícil de doblegar, difícil de convèncer, difícil de contradir, i amb un caràcter que malgrat tot esdevindrà com a puntal per a la resta de dones.
La Mencia també és una àvia a la que li agrada jugar al joc dels secrets amb la seva néta ja adulta. Es tracta de veure qui és capaç de dir el secret més gros, aquell que ni tan sols pots dir-te a tu mateixa. I li agrada jugar a aquest joc per parlar precisament d’allò que mai no s’ha atrevit a confessar a ningú.
Per això la Mencia a vegades pot resultar provocadora i fins i tot impertinent, però sempre amb la millor de les intencions.
Malgrat la seva vellesa, aquesta carismàtica dona instarà filles i nétes a ajudar-se entre si, a no doblegar-se davant les adversitats i a suportar amb fermesa el dolor i la solitud, els abandonaments i els errors perquè els hi serveixin com a aprenentatge emocional.

PASSIÓ PER VIURE

I és en un entorn gairebé màgic i misteriós, el de l’illa menorquina de l’Aire, on es posen de manifest les passions i les ànsies de viure amb tanta intensitat la vida, amb valor i decisió. Segons la llegenda, qui visita aquesta illa ja no torna mai a ser el mateix. I ni l’àvia Mencia, ni la Lia, ni la Flàvia, ni l’Helena, ni l’Agnès, ni la Bea, ni la Irene tornaran a ser les mateixes després de patir, estimar, plorar i riure, després d’agafar el tren de la vida que les portarà en el viatge més emocionant i arriscat que hagin fet mai: el de la seva pròpia superació per poder escollir amb la seva veu plena, equivocada o no, encertada o no, però la seva. Un viatge que fan set dones que tenen desig de viure intensament la vida, d’imaginar-se sent qui volen ser, no qui les obliguen a ser, encara que per això hagin de pagar un preu molt alt: el d’enfrontar-se a elles mateixes, als seus secrets, al seu passat inconfessable, al seu jo més autèntic, a aquells traumes infantils que de tant en tant vénen a destorbar la plàcida quotidianitat demanant un respir, desitjant entendre on es van equivocar, despistar o perdre, per saber quan van deixar de sentir-se vives.

Comentari publicat en Diari de Terrassa el 3 de setembre de 2008

raquel-sanchez“Cambio príncipe por lobo feroz”, de Raquel Sánchez

LAS MUJERES YA NO QUIEREN SER PRINCESAS

Raquel Sánchez Silva. “Cambio príncipe por lobo feroz”. Editorial Aguilar. Grupo Santillana. Madrid. Marzo de 2008. 162 páginas. 16 euros.

POR SILVIA GELICES

Los príncipes azules ya no son lo que eran y en los tiempos que corren muchos ya han sido, a su pesar, destronados. ¿Por quién? Por las princesas que reniegan de su título real y prefieren mejor tener tratos con el lobo feroz. Son las mujeres urbanas, las madres trabajadoras, las solteras ciclotímicas y las adolescentes en efervescencia del siglo XXI que han cambiado de rol en el cuento popular. Las mujeres ya no quieren ser princesas, prefieren convertirse en madrastras, les sale más a cuenta. Sin medias tintas, de la buena a la mala del cuento de los hermanos Grimm, de Andersen o de Perrault. Una nueva mujer despojada de su papel de débil, sumisa y vulnerable vestida con colores pastel. En un estilo desenfadado, fresco y con toques de ironía bienintencionada, la periodista Raquel Sánchez (Plasencia, 1973), una de las caras populares de la cadena Cuatro como conductora de “Soy lo que como” o“¡Qué desperdicio!”, nos invita a reírnos de y con la mujer moderna y de sus mitos para que su nivel de exigencia disminuya. Dicen que no hay nada mejor contra el estrés y la depresión que una terapéutica sesión de risoterapia entre buenas amigas, tanto más liberadora cuanto más se rían de sí mismas y de sus despropósitos. Es por ello que este libro quiere ser un motivo más de carcajada espontánea, de cotilleos e intercambio de opiniones en torno a una mesa en una cafetería, a través de un móvil o de una batería de e-mails como éstos: “¿Quién querría ser una sosa al cuidado de siete enanitos pudiendo tener el tipazo de su madrastra gótica? ¿Serás obediente y llegarás a casa a las doce? ¿Elegirías morirte de miedo en el bosque, y encima cargada con la compra, pudiendo aullar entre las garras del lobo?”. Ya está bien de historias malintencionadas contadas por cuentistas.

FÚGATE CON EL LOBO

Y date un baño de espuma con él, mata a Campanilla y envejece a tus anchas, búscale una supernanny a Peter Pan, organiza un aquelarre en el país de las hadas, hazte un lifting con manzanas envenenadas o vive una noche de sexo desenfrenado con el capitán Garfio, son algunos de los consejos que la popular periodista nos propone para romper el encantamiento que ha dicho basta y ya no aguanta la sobrecarga de pragmatismo y estrés con el que vivimos cada día las mujeres. Nos pongamos como nos pongamos, los coches blancos son una horterada y un guapo rubio vestido de azul celeste de arriba abajo, también. Quizás ser la madrastra del cuento tampoco nos haga felices y la frustración aparezca por no poder ser tan buenas como Blancanieves, ni tan malas como la madrastra. Quizás ya no estemos en los cuentos de hadas y habría que empezar e escribir historias sobre mujeres desesperadas, anoréxicas, maltratadas, mujeres incapaces de enamorarse, mujeres que han perdido la capacidad de sentir, mujeres que no quieren ser madres o si quieren no pueden, mujeres que son supermujeres porque trabajan por dos o mujeres que se sienten florero. Sea como fuere, mientras las princesas duermen, las brujas vuelan y son libres.

Comentario publicado en Diari de Terrassa el 10 de diciembre de 2008

anna-gavalda_zoom“El consuelo” de Anna Gavalda

CUANDO LA VIDA MERECE LA PENA

Anna Gavalda, “El consuelo”, Editorial Seix Barral, Barcelona, julio de 2008, 558 páginas, 21euros.

POR SILVIA GELICES

Hablar de Anna Galvada (París, 1970) es hablar de arquitectura sentimental en estado puro. Y sus fieles lectores lo saben muy bien. Según una encuesta realizada por Livres Hebdo, “El consuelo”, su última novela, ha sido el libro más esperado del 2008 por los lectores. Y las cifras así lo demuestran: la primera tirada en Francia fue de 300.000 ejemplares y fue número uno en las listas de los más vendidos con 156.800 copias vendidas la primera semana. Y ya va por la tercera edición en tan sólo dos meses.
En 1999 saltó a la fama con “Quisiera que alguien me esperara en algún lugar”. En 2002 su novela “La amaba”, cuya versión cinematográfica está en preparación, la consagró a nivel internacional. Con “Juntos, nada más”, llevada al cine por Claude Berri, el fenómeno literario Anna Gavalda ha ido “in crescendo”. Actualmente es la escritora francesa más leída y se han vendido más de diez millones de ejemplares de su obra por todo el mundo. Ante tales cifras sobran las palabras.
Y es que la esperada novela de la escritora francesa es en esencia una gran historia de amor. Pero aquí el amor no es una atracción romántica entre un hombre y una mujer, sino la respuesta a la gran pregunta de si merece la pena vivir la vida. Y la contestación, como en sus anteriores novelas, vuelve a ser un milagro en equilibrio entre el amor y el miedo, la tristeza y la alegría. Porque si algo atrayente tienen las novelas de Anna Gavalda es una buena historia y unos magníficos diálogos que invitan a ser releídos cuando la tristeza aflora para encontrar en sus páginas un refugio donde desarmarla.

CUANDO ALGUIEN TE ESPERA

Charles Balanda, el protagonista, tiene 46 años y una vida que a muchos les parecería envidiable. Casado y arquitecto de éxito, pasa las horas entre aviones y aeropuertos.
Pero un día se entera de la muerte de Anouk, una mujer a la que amó durante su infancia y adolescencia, y los cimientos sobre los que había construido su vida empiezan a desmoronarse: pierde el sueño, el apetito y abandona planes de futuro y proyectos familiares. Será el recuerdo de su primer amor Anouk, una mujer tremendamente especial que no supo ni pudo vivir como el resto del mundo, lo que le impulsará a dar un giro radical y cambiar finalmente el curso de la vida que había llevado hasta entonces.
Y nuevamente en “El consuelo” se repite un mismo final, como si del título de su primer libro se tratara: «Quisiera que alguien me esperara en algún lugar». Con este título de alguna manera sentenció y resumió el final de todos sus libros. Todos los finales de las novelas de Anna Gavalda dan la misma sensación: la de que al final del camino siempre hay algo o alguien esperándonos.
Así es.
En sus novelas el final siempre es feliz, siempre espera alguien o algo bueno al protagonista, y creo que es esto precisamente lo que buscamos sus lectores: acercarnos a sus historias con la certeza de que al final hay premio para todos: un himno a la esperanza de que esta vez sí que alguien importante te estará aguardando. Un himno a las segundas oportunidades. El descubrimiento final de que sí vale la pena saborear la vida y no dejarla escapar como mero espectador.

Comentario publicado en Diari de Terrassa el 1 de octubre 2008

 

“El món groc”, d’Albert Espinosa

TENIR CÀNCER I SER FELIÇ

Albert Espinosa, “El món groc”. Editorial Rosa dels Vents. Barcelona, juny de 2008. 167 pàgines. 15 euros

PER SILVIA GELICES

“M’agrada la paraula càncer. Fins i tot m’agrada la paraula tumor. Pot sonar macabre, però és que la meva vida ha estat unida a aquestes dues paraules”. Així comença el primer llibre de l’actor, director, guionista de cinema, teatre i televisió, i enginyer industrial icreador de les pel·lícules “Planta 4.ª”, “Va a ser que nadie es perfecto”, Tu vida en 65’” i “Nome pides que te bese porque te besaré” Albert Espinosa (Barcelona, 1973).

Pot semblar paradoxal que un llibre que parli de càncer estigui tan ple de vida. Sens dubte, és un dels llibres més vitals i tendres que he llegit des de fa temps. Quan l’Albert tenia catorze anys se li va diagnosticar un càncer a la cama esquerra.Va deixar l’escola, va deixar el seu entorn i va començar la vida a l’hospital que va durar deu anys, fins als vint-i-quatre. En aquests deu anys va perdre una cama, un pulmó i un tros de fetge. Però, a pesar d’aquestes pèrdues físiques, va ser una de les millors èpoques de la seva vida i una de les més felices, segons confessa el propi autor.
A molts ens pot sobtar veure juntes les paraules càncer i felicitat, oi? No estem acostumats perquè associem càncer a patiment, dolor i mort. Però com va ser capaç de canviar-ho això l’Albert? Doncs perquè el càncer li va prendre coses materials -una cama, un pulmó i un tros de fetge- però li va fer conèixer moltes altres coses que sense passar per la malaltia no hauria descobert mai.
A vegades, s’ha de perdre per guanyar, i que bé que ho sabia això, l’Albert.

PERDRE LA POR A MORIR Molta gent es preguntarà: i què et pot oferir el càncer sinó patiment i fins i tot la mort? Per a l’autor la llista del que va rebre gràcies a la seva malaltia va ser interminable: saber qui era, saber com era la gent que l’envoltava, conèixer els seus límits i sobre tot i el més important, perdre la por a morir. Als vint-i-quatre anys es va curar i va pensar que tindria una vida normal i que el càncer només seria una època més de la seva vida. Però va passar quelcom inesperat, i és que els ensenyaments que li va oferir la malaltia el van acompanyar per sempre més. I el que ens explica l’Albert Espinosa en el seu“Món groc” no és altra cosa que la manera d’aplicar a la vida diària tot el que va aprendre amb el càncer, uns aprenentatges que l’ajuden a viure cada dia una vida més fàcil i més feliç.

UNA ALTRA MANERA DE VIURE L’AMISTAT
L’albert dedica l’última part del llibre a parlar del que més l’emociona: els grocs, el gran tresor que va guanyar amb el càncer. I és que els grocs és un nou esglaó de l’amistat, són aquelles persones que es creuen a la teva vida i poden arribar a canviar-la, perquè són persones especials, ànimes bessones que ens fan millorar com a persones perquè et fan descobrir les teves mancances.
I arriba la fi groga, la importància de parlar de la mort com a quelcom natural que forma part de la vida i que dignifica. A l’Albert li agradaria morir un divendres perquè la gent acostuma a sentir-se feliç i visualitza la seva mort i se sent feliç perquè morir no és trist, el trist és no viure cada dia.

Comentario publicado en Diari de Terrassa el 9 de julio de 2008


“RE-SER”, de Santi López

SEIS HISTORIA REALES DE SUPERVIVENCIA Y SUPERACIÓN

Santi López Villa, “Re-ser. No hay una noche sin un nuevo amanecer”.    Rba Libros. Integral. Barcelona. Febrero de 2008. 173 páginas. 15 €.

POR SILVIA GELICES

Hace casi tres años el sabadellense Santi López, coach y consultor de    recursos humanos, fue invitado a dar una conferencia sobre comunicación, liderazgo y relaciones humanas dirigido a responsables de márketing, directivos… La sala de conferencias estaba llena. Mientras Santi escuchaba la presentación de su abultado currículum se fue entristeciendo por momentos. Fue cuando supo que algo no andaba bien en su interior. Cuando la “speacker” le cedió la palabra no supo qué decir. Se quedó mudo. Los asistentes estaban ávidos de saber cosas importantes y Santi pensó que se merecían algo más que teorías, estadísticas y métodos sobre el comportamiento humano. Así que decidió saltarse a la torera el temario que debía impartir y como inquieto turista prefirió compartir con su público un emocionante viaje con parada en seis estaciones distintas. Éste es el embrión y el punto de partida del primer libro del coach Santi López, “Re-ser”, esa nueva oportunidad que se cruza en nuestro camino cuando ya habíamos perdido toda esperanza. La necesidad de re-ser es una alerta que nos avisa de que algo en nosotros se está acabando, algo no funciona porque nos sentimos insatisfechos, nos sentimos vacíos con nuestra cotidianidad. Es entonces cuando deseamos y necesitamos transformarnos: con un nuevo trabajo, una nueva casa, un nuevo destino para vivir, con otra pareja, o con la misma, o sin ella, lo mismo da…
A las personas nos cuesta entender que las cosas cambian y que nosotros inevitablemente cambiamos con ellas y resistirse a ese cambio significa morir en vida. Sólo el cambio, la toma de decisiones en el momento adecuado, permite re-ser. Como la necesidad de transformación de las seis historias que Santi López nos explica en su libro.


HISTORIAS QUE TRANSFORMAN

La historia deToni, que se moría en vida pues había perdido las ganas de crecer y de cambiar; la de Yolanda, que fue capaz de crear las circunstancias para encauzar su vida; la de Juan, que encontró posibilidades allí donde ya no se podía esperar nada; la de Evert, que pudo re-ser porque encontró un motivo para vivir; la de Manuel, que con un gesto de amor fue capaz de salvar una vida, y la de Marilla, que con el tiempo se dio cuenta de que nada es tan negativo como parece y que todo tiene un sentido en esta vida.
El autor ha explicado estas seis historias reales en conferencias, despachos de dirección, fábricas, prostíbulos, consultas terapéuticas, escuelas, foros políticos… porque para él son el mejor ejemplo del comportamiento humano y, además, tienen el poder de transformar, de emocionar, de incitar al cambio y de dar esperanza a aquel que la perdió por el camino.

Comentario publicado en Diari de Terrassa el 18 de junio de 2008

Responses

  1. A mí también me gusta ese tipo de gente, el que a ti y a Benedetti os gusta.

  2. hola q tal espero q muy bien es lo mjor q e leido sigan asi

  3. Esta Bn! Las Reseñas Gracias! :*

  4. Esta padre. Y xido

  5. me parece una buena reseña ya que nos enseña a valorar la vida……………

  6. me parecen muy buenas reseñas, me sirvieron mucho

  7. Hola Silvia, soy maestra de secundaria en México y buscando reseñas para mostrar a mis alumnos como modelo, me encuentro con este maravilloso espacio que has creado.
    Te damos las gracias porque hemos encontrado un maravilloso mundo que, entre letras, pones en nuestras manos para conocer historias que se apetecen devorar.
    Mis alumnos realizarán sus reseñas literarias utilizando como inspiración tus grandes ejemplos.
    Esperamos compartir algunas contigo

    Abrazos desde Actopan, Hidalgo, México.

  8. pumba


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: